14 Sep

 

La madera se utiliza para hacer juguetes hace siglos. En un comienzo eran fabricados a mano y los mejores tenían ruedas, resortes y hasta piezas móviles.

Casi todos los juguetes que utilizan los niños pueden ser fabricados en madera, bloques de construcción, trenes, autos, rompecabezas, casas de muñecas, etc. Si bien este tipo de juguete hoy son hechos en plástico, hay muchas ventajas en los juguetes de madera, estas son algunas:

  • Un juguete e madera no se quedará sin baterías.
  • Son atóxicos y no contienen materiales peligrosos.
  • Están hechos de materiales naturales, con frecuencia reciclados.
  • En general no tienen bordes afilados.
  • Duran mucho, en algunos casos pasan por varias generaciones en la familia, manteniéndose intactos.
  • Son educativos, en el caso de los bloques de construcción ayudan a desarrollar habilidades de razonamiento y motoras.
  • Los niños pueden reconocer diferentes texturas, la madera tiene un olor característico. De este modo se crea una experiencia estimulante.
  • Los niños pueden usar la imaginación, ya que desarrollan habilidades de pensamiento creativo.
  • Ayudan a los niños a integrarse y jugar como grupo, sin diferencias.

Es por eso que a pesar del paso del tiempo, muchos siguen optando por darles a sus niños juguetes de madera. De este modo proporcionan a los niños un sinfín de posibilidades para el juego creativo.